Alcohólicos Anónimos, ya hemos estado allí
Material de servicio: Origen Oración Serenidad VOLVER

ORIGEN DE LA ORACION DE LA SERENIDAD

Material de Servicio de la OSG


-
Dios,
Concédeme

Serenidad,
para aceptar
las cosas que
no puedo
cambiar

Valor,
para cambiar
aquellas que
puedo

Sabiduría
para
reconocer la
diferencia
-


“Esta oración ha sido atribuida a casi todos los teólogos, filósofos y santos conocidos por el hombre.  En realidad, fue escrita alrededor de 1932 por el Dr. Reinhold Niebuhr, del Seminario Teológico Unión, comparte final de una oración más larga.   En 1934, el amigo y vecino del Dr. Niebuhr, el Dr. Howard Robbins, le pidió permiso para incluir esta parte de la oración en un compendio que en aquel entonces estaba recopilando y que fue publicado en ese mismo año.

En 1940, la oración atrajo la atención de uno de los primeros miembros de A.A., quien la leyó en un obituario en el New Cork Herald Tribuna.  Tanto le gustó que la llevó a la OSG situada en aquella época en Vasey Street.  A Bill y los miembros del personal, después de haberla leído, les pareció especialmente apropiada para las necesidades de A.A..  Se imprimieron y distribuyeron tarjetas.  Así fue como esta pequeña y sencilla oración llegó a ser parte de la literatura de A.A..

 

Del A.A. Exchage Bulletin de julio de 1961


La Oración de la Serenidad


“¿No hay nada nuevo bajo la luz del sol?  Tal vez lo haya en el campo de lo material, cada vez que hacemos un descubrimiento, es probable que descubramos de nuevo una vieja verdad.   La usó por primera vez en 1939 en tarjetas impresas así como en las reuniones,  En aquel entonces, Dr. Niebuhr dijo que creía que la oración tal vez “hubiera estado vagabundeando por el mundo durante años, o siglos…”

Recientemente, un miembro atleta de A.A. nos envió un recorte del París Herald Tribune, con un artículo escrito por su corresponsal en Kpblanz (Alemania Oeste), que dice: “En el vetusto pasillo de un viejo edificio convertido en Hotel, frente al Rin en Kunlonz, enmarcado por banderas de regimientos prusianos, rescatadas del monumento de Tannenberg, se encuentra una placa con las siguientes palabras inscritas: “Dios, concédeme la ecuanimidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el coraje para cambiar las cosas que puedo, y la sabiduría para distinguir las unas de las otras”.  Estas palabras son de Fredrich Ollinger, un evangélico del siglo XVIII”.

No tenemos el texto original en alemán.  En alguna parte, tenemos una tarjeta impresa que nos dice que es “la oración de un soldado del siglo catorce”. Es posible que tengamos más noticias sobre el origen de la oración para publicar en el futuro.  No obstante, no nos perdamos en los laberintos de las investigaciones históricas, lo que me ayuda a mí, el alcohólico, es rezar la oración.

 

Tomado del  Grapevine de noviembre de 1964



www.aa.org.ar - Sitio Oficial de A.A. de Argentina

VOLVER

Contacto

 

Oficina de servicios generales

Av. Córdoba 966 - piso 11° oficina "J"
(1054) Ciudad de Buenos Aires
Tel (011) 4325-1813 - Fax (011) 4325-0067
osg@aa.org.ar