Alcohólicos Anónimos, ya hemos estado allí
Guía: Oficinas Locales/Intergrupos VOLVER

Las Guías de A.A. están basadas en la experiencia compartida de los miembros de A.A. de las diversas áreas. También reflejan los consejos de las Doce Tradiciones y de la Conferencia de Servicios Generales. De acuerdo con nuestra Tradición de autonomía, excepto en asuntos que afecten a otros grupos o a A.A. considerado como un todo, la mayoría de las decisiones se toman por medio de la conciencia de grupo de los miembros participantes. El propósito de estas guías es ayudar a llegar a una conciencia de grupo informada.


¿QUE ES UNA OFICINA LOCAL/INTERGRUPO?

Una Oficina Local/Intergrupo es una oficina de servicio de A.A. que supone un interés y un esfuerzo comunes entre los grupos de una comunidad, tal como los grupos de A.A. los suponen entre los miembros individuales. Están establecidas para llevar a cabo ciertas funciones de todos los grupos, funciones que se pueden desempeñar con mayor eficacia por medio de una oficina de la localidad y que normalmente es mantenida, supervisada y apoyada por dichos grupos para su beneficio común. Existe para ayudar a los grupos a realizar su objetivo primordial de llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre.


FUNCIONES DE UNA OFICINA LOCAL/INTERGRUPO

La experiencia de A.A. ha demostrado claramente que las oficinas locales son esenciales, especialmente en las zonas muy pobladas. Hay unas 1.000 oficinas locales en funcionamiento en todas partes del mundo, que realizan vitales trabajos de servicio de A.A.. Estas constituyen una red de centros de servicio y de contactos de A.A. para ayudar a llevar el mensaje.

No obstante, diversos proyectos de las Oficinas Locales a veces se han atascado en disputas a causa del dinero, la autoridad y asuntos parecidos, volviéndose por lo tanto menos eficaces para llevar el mensaje de A.A..  No son siempre claras las razones por las que suceden estos problemas; pero a menudo ocurren porque las funciones específicas de la Oficina Local/Intergrupo no fueron adecuadamente explicadas o comprendidas, o porque hubo algún descuido de los Principios manifestados en Las Doce Tradiciones de A. A. Por lo tanto, se han formulado las siguientes sugerencias para describir en líneas generales los servicios básicos que una Oficina Local/Intergrupo puede ofrecer:

1) Información sobre A.A.: La Oficina Local/Intergrupo puede recibir solicitudes de información de aquéllos que buscan ayuda y orientación para concurrir al grupo de A.A. apropiado, donde se arregla el apadrinamiento, o conseguir que un voluntario de Paso Doce se ponga en contacto con ellos. Es importante que el número de A.A. figure en la guía telefónica correspondiente.

2) Instalaciones: La Oficina Local/Intergrupo puede mantener una oficina bien situada, en la que los servidores estén disponibles para llevar el mensaje de A.A. al alcohólico.

3) Listas de reuniones: A intervalos regulares, la Oficina Local/Intergrupo puede publicar y distribuir listas de reuniones y otras informaciones actualizadas acerca de los servicios de A.A. locales.

4) Intercambio de Información: La oficina de servicio puede servir como un centro para la circulación e intercambio de información entre todos los grupos de A.A. de la comunidad. En el mismo sentido, una función lógica de la Oficina Local/Intergrupo es suministrar reuniones de “intercambio de programas” en las que los coordinadores de programas de trabajo de los diversos grupos se reúnen en un plan regular para efectuar reuniones con los demás grupos.

5) Comités locales de Información Pública y Cooperación con la Comunidad Profesional: La Oficina Local/Intergrupo es un contacto ideal con la gente de la comunidad que busca información acerca de A.A..  Por ello, las relaciones de A.A. con el público y con los profesionales del campo del alcoholismo, a menudo se manejan más fácilmente por medio de estas oficinas. En las Areas en que los Comités de Información Pública y de Cooperación con la Comunidad Profesional están bajo los auspicios de un Comité de Servicios Generales, la Oficina Local/Intergrupo trabaja muy estrechamente con estos comités. En la OSG hay disponibles Guías de A.A. y Libros de Trabajo de IP y CCP,

6) A. A. en Instituciones de Tratamiento y Correccionales: La Oficina Local/Intergrupo puede mantenerse en contacto con grupos locales en instituciones correccionales y de tratamiento, para ofrecerles literatura y apadrinamiento y hacer lo necesario para que oradores y visitantes puedan participar en las reuniones. Cuando existe un comité de instituciones para estos propósitos, la Oficina Local/Intergrupo puede ayudarlo por medio de la estrecha cooperación con los hospitales y los centros correccionales locales. A las Oficinas Locales que se ocupan de los contactos institucionales, se les recomienda que soliciten a la OSG las Guías de Trabajando con Otros (TCO) y los Libros de Trabajo de Instituciones Correccionales y de Tratamiento.

7) Acontecimientos de A.A. locales: Como es lógico, una Oficina Local/Intergrupo puede encargarse de los detalles de cualquier evento de A.A., siempre que los grupos participantes así lo deseen.

8) Boletín A.A.: La confección de un boletín para ser distribuido periódicamente a los grupos de A.A. es a menudo una función de la Oficina Local/Intergrupo.

9) Servicios de Necesidades Especiales: En algunos países, las Oficinas Locales tienen información sobre grupos accesibles a personas con discapacidades físicas (por ejemplo: con rampas para sillas de ruedas, que proporcionan un intérprete de lenguaje por señas, o que disponen de equipos especiales para comunicarse con los sordos.)


UN BUEN COMIENZO

Al igual que otras empresas bien intencionadas en A.A., las Oficinas Locales a veces experimentan contratiempos por haber sido creadas y establecidas precipitadamente. Las experiencias negativas indican que se deben considerar algunas cuestiones antes de abrir una Oficina Local/Intergrupo.

Se debe reflexionar, por ejemplo, sobre la necesidad de hacerlo. ¿Hay suficientes grupos en la zona para justificar una Oficina Local/Intergrupo? ¿Tienen los grupos recursos adecuados para sostenerla económicamente y están dispuestos a hacerlo? ¿Se ha consultado con los grupos respecto a si una oficina local podría responder a sus necesidades? ¿Cooperarán los grupos con la oficina apoyando sus proyectos y propósitos?  Si después de considerar estas preguntas, no parece práctico abrir una Oficina Local/Intergrupo, puede que un servicio de contestación telefónica cubra sus necesidades.

También deben considerarse cuestiones como la ubicación de la oficina, así como de los servidores y equipo necesarios. En esta etapa, a veces puede parecer tentador considerar la posibilidad de aprovechar las instalaciones de otras instituciones que operen en la esfera del alcoholismo o en otros campos, que se pueden alquilar a precio razonable, o utilizar gratis. No obstante, es mejor renunciar a esta ventaja a corto plazo, si hay siquiera la menor posibilidad de que al hacerlo A.A. pierda su condición independiente, o de causar la impresión - al menos en la mente del público - de que A.A. esté asociado de alguna manera a dicha institución.

Surge también la pregunta de si se debe comprar una propiedad o edificio. Tradicionalmente, A.A. no es dueña de propiedades, “para evitar que los problemas de dinero, propiedad o prestigio nos desvíen de nuestro objetivo primordial.” La experiencia indica, además, que no es prudente ni equitativo comprometer a los futuros A.A. con obligaciones económicas, de las cuales ellos no hayan asumido inicialmente la responsabilidad. Así que alquilar un local ha resultado ser lo más conveniente.

Llegado a este punto, les puede parecer tentadora también la posibilidad de consolidar la Oficina Local con las instalaciones y operaciones de un club. No se pueden enumerar aquí todos los riesgos y escollos que esto puede entrañar. Una razón concreta por la que se recomienda no hacerlo es que los problemas de dirigir el club y los de dirigir la oficina pueden llegar a confundirse en detrimento de ambas actividades. Más importante aún es la necesidad de mantener claramente separadas las operaciones de un club y las actividades de los grupos de A. A. regulares; cualquier identificación asociada a un club puede disminuir la capacidad de la Oficina Local/Intergrupo para servir a los grupos.

Normalmente, una ubicación céntrica es la más deseable para una Oficina Local/Intergrupo, si las finanzas lo permiten. Es también prudente seleccionar un local teniendo en cuenta las posibles necesidades futuras; a veces se pueden alquilar locales en edificios en donde estarán disponibles salas contiguas. Se debe disponer de suficiente espacio para la literatura, el despacho de correos, las reuniones de los comités y la consulta con los principiantes.

Ya que una Oficina Local/Intergrupo está destinada a proporcionar servicios a todos los grupos de una comunidad, la experiencia indica que lo mejor es no ceder ni alquilar espacio a ningún grupo en particular para celebrar sus reuniones. No obstante, en cuanto a este asunto, la decisión es de la autonomía de cada oficina.


PARA PONERSE EN MARCHA

Al haber resuelto satisfactoriamente algunas de estas cuestiones preliminares, se puede empezar el trabajo concreto de organización. A continuación aparece un plan que en muchos casos ha funcionado bien.

Se pide a cada grupo de la comunidad que envíe un representante y un alterno para asistir a una reunión especial con objeto de crear un comité de la Oficina Local/Intergrupo,  conocido en algunas partes como “Mesa de Servidores”. En las comunidades grandes, a veces es necesario dividirlas en zonas compuestas de varios grupos, y tener representantes zonales que sirven a todos los grupos en sus respectivas zonas. El comité, una vez establecido, asume la responsabilidad del proyecto y elabora un resumen de sus objetivos y propósitos para la aprobación de los grupos participantes. Tal resumen puede contener lo siguiente:

    1. Una lista de todos los grupos de la comunidad que desean participar.
    2. Un recordatorio que el contribuir al mantenimiento de la oficina es asunto voluntario, y no un requisito para ser miembro (de acuerdo a la Tradición de A.A.).
    3. Una clara explicación de que la responsabilidad de mantener la oficina de servicio recae sobre los grupos. Por ello, cada grupo debe nombrar un representante de la Oficina Local /Intergrupo, y un alterno, para servir durante un término especificado como vínculo entre el grupo y su oficina local.
    4. Un resumen de las funciones de la Oficina Local/Intergrupo y una explicación de cómo y por quiénes será dirigida.
    5. Una discusión de cómo tratará la oficina de servicio asuntos importantes como las solicitudes de información por parte de los principiantes, las relaciones con la prensa y otras responsabilidades parecidas.
    6. La promesa de que la oficina de servicio será dirigida conforme con las Doce Tradiciones de A.A.


REPRESENTACION DE LOS GRUPOS EN LA OFICINA LOCAL/INTERGRUPO

Normalmente, los centros de servicio no tienen en sí mismos ninguna autoridad; la derivan de los grupos participantes. Los representantes locales expresan la conciencia de los grupos en las actividades del centro de servicio.
En la mayoría de las comunidades, se establece un comité de la Oficina Local/Intergrupo o una mesa de servidores para encargarse de los asuntos administrativos de la oficina. La mesa de servidores se reúne regularmente para ocuparse de proyectos y asuntos de Paso Doce Local. Periódicamente, la mesa de servidores presenta un informe a los representantes de los grupos sobre los problemas y los logros de la oficina local. Es muy importante mantener un constante intercambio de información entre la Oficina Local/Intergrupo y los grupos.


LOS SERVIDORES DE  OFICINA LOCAL/INTERGRUPO

Algunas Oficinas Locales pueden tener trabajadores asalariados de plena dedicación, pero en la mayoría de los casos se cuenta con voluntarios de A.A., que son miembros encargados de las llamadas de Paso Doce, atienden el teléfono y realizan todos los trabajos de la Oficina Local /Intergrupo.

Aunque los principios referentes a ciertos empleos asalariados de los centros de servicio de A.A. son ampliamente conocidos por toda la Comunidad, es conveniente repasar la Tradición apropiada al abrir una nueva oficina de servicio. La Octava Tradición dice: “A.A. nunca tendrá carácter profesional, pero nuestros centros de servicio pueden emplear trabajadores especiales.”  De aquí debe quedar bien claro que el asalariado trabaja como empleado a sueldo de la Oficina Local/Intergrupo - y no como miembro de A.A. - durante las horas de trabajo, y que ha sido contratado debido principalmente a sus habilidades profesionales.

En cuanto a la remuneración de los trabajadores asalariados, Bill W., en Doce Conceptos para el Servicio Mundial escribe: “Creemos  que cada ejecutivo, miembro del personal o asesor debe ser remunerado en proporción razonable con el valor de sus servicios o habilidades parecidos en el mundo comercial.” También se suministrará absoluta relación de dependencia, de acuerdo a la legislación laboral y provisional vigente.

Se sugiere que el empleado de plena dedicación de la Oficina Local/Intergrupo, tenga voz y voto en la mesa de servidores.

LA SUPERVISION: CONSIGUIENDO QUE LA OFICINA SIRVA

Está bien claro que el éxito de la Oficina Local/Intergrupo depende de un acuerdo general en todo lo concerniente a la responsabilidad y autoridad administrativas. La mesa de servidores debe llegar pronto a un consenso respecto a este punto; si es necesario, debe tomarse la molestia de explicarlo en los estatutos o en otro compendio de directrices. Porque, aunque sea difícil establecer reglas estrictas y luego vivir en conformidad con ellas, es razonable, no obstante, aclarar asuntos tales como la función de la oficina y los límites de la autoridad y la responsabilidad del trabajador asalariado.

A veces se pueden confiar decisiones de gran alcance al trabajador rentado. En otros casos, puede que sea más prudente que la mesa de servidores mantenga el control de muchos asuntos. Pero en cualquier caso, lo importante es que los problemas lleguen prontamente a la atención de algún servidor autorizado para tratarlos y que pueda resolverlos con la mínima demora. De otra forma, las operaciones de la Oficina Local/Intergrupo se verán perjudicadas sin duda.

En cuanto al manejo de la oficina, se puede prestar una atención especial a los siguientes asuntos:

1)  Distribución equitativa de las llamadas de Paso Doce. Por atractivo que sea asignar a aquellos individuos y grupos que parecen estar especialmente dispuestos a hacerlo, todos los grupos de la comunidad deben ser animados a realizar el trabajo de Paso Doce y acudir a sus llamadas. Sin embargo, es importante también asignar las llamadas según la localización de los grupos; es decir, los recién llegados deben ser puestos en contacto con el grupo que les quede más cercano.

2) Fuera de las horas de trabajo, un servicio de contestación telefónica -cuidadosamente escogido- debe atender las llamadas, aunque siempre resulta más eficaz contratar el servicio de transferencia de llamadas.

3) La autoridad y la responsabilidad deben estar relacionadas. No es justo, por ejemplo, asignar ciertas responsabilidades al trabajador asalariado o a algún voluntario sin concederles la autoridad correspondiente.


LA RESPONSABILIDAD FINANCIERA

Constituirse en Sociedad: 
Por su misma naturaleza, una oficina de servicio supone hacer compromisos económicos distintos a los que normalmente se hacen en la operación de un grupo de A.A..

Hay que alquilar las instalaciones de oficina; comprar materiales; pagar la cuenta de teléfono, etc. Para cumplir debidamente con estas responsabilidades, es conveniente en general constituir en sociedades separadas las entidades especiales, como las oficinas de servicio, que necesitan dinero o dirección.  Esto se hace necesario especialmente en el caso de contratación de personal asalariado (alcohólico o no) a fin de poder cumplir con las leyes laborales y previsionales vigentes. 

Ya que los objetivos de los grupos, las condiciones locales y las leyes provinciales varían de lugar en lugar, se recomienda consultar con un abogado local en cuanto a esta acción. Al mismo tiempo, se pueden recalcar los siguientes puntos:

1) Si es posible, no utilizar el nombre “Alcohólicos Anónimos” como parte del título corporativo de la asociación constituida. (Este nombre debe ser propiedad única de A.A. en su totalidad.)

2) Limitar las actividades de la asociación constituida solamente a una localidad.

Los gastos crean una necesidad de responsabilidad económica que debe reconocerse desde los comienzos; si está bien entendida y apropiadamente manejada, nunca llegará a causar ninguna molestia.


Métodos sugeridos para financiar una Oficina Local/Intergrupo:

1) Colectas de grupo.
 Los grupos de A.A. que participan en el mantenimiento de la oficina pueden optar por hacer su aporte poniendo a un lado una cantidad fija de sus colectas regulares.

Muchos grupos se comprometen a contribuir con una cantidad fija -a plazos regulares- para el mantenimiento de la oficina. Así se asegura que la oficina tenga entradas constantes, lo cual le ayuda a planificar los mejores métodos para cumplir con sus propias obligaciones.

De vez en cuando, hay algunos grupos que no contribuyen al mantenimiento de la Oficina Local/Intergrupo. En estos casos, se aplica el principio de contribuir voluntariamente que prevalece en A.A..  Si los grupos no pueden o deciden no pagar su parte de los costos, no se les puede negar los servicios de la oficina.

2) Contribuciones especiales. Algunos grupos tienen una caja o canasta de colectas especiales, colocada en algún lugar apropiado, e invitan a sus miembros a hacer sus contribuciones. Los miembros de A.A. también pueden contribuir directamente a la oficina de servicio, con una cantidad fija o según puedan, siempre que tengan presente que tales contribuciones no deben exceder a $ 2.000,00 al año.

3) Venta de literatura.  Muchas oficinas de servicios publican su propia lista de reuniones; otras elaboran también folletos introductorios que describen A.A..  Estos pueden venderse con una pequeña ganancia para contribuir a cubrir los gastos de la oficina. También es posible comprar libros a la OSG al precio de Oficina Local/Intergrupo para venderlos al por menor, utilizando las ganancias para mantener la oficina.

4) Eventos especiales. Algunas oficinas de servicio celebran cenas anuales, convenciones y eventos parecidos, destinando las “ganancias” sobre lo recaudado para el mantenimiento de la oficina.

Para la planificación financiera,  se sugiere contar con una reserva prudente que sea preferentemente el equivalente a los gastos de operación entre dos y hasta seis meses, según las necesidades locales.


LAS OFICINAS LOCALES Y LA OSG

La experiencia común ha demostrado que lo mejor para la unidad mundial de A.A. es que los grupos mantengan sus propios contactos con la OSG, en lugar de hacer que las Oficinas Locales los establezcan en su nombre. No se pueden sustituir los servicios prestados por los grupos por el contacto directo con la OSG, pero esto ayuda a esta estructura a mantener un contacto más estrecho con los grupos.

Hay, no obstante, algunos interesantes e importantes asuntos en los que el contacto estrecho entre las Oficinas Locales y la OSG  no es solamente deseable sino también necesario. Por ejemplo, a algunos grupos les gusta tener los Formularios de Información de Grupo a fin de que los grupos recién establecidos puedan ser inscriptos inmediatamente en la lista y en el Directorio Nacional  de A.A..  Estos formularios están disponibles a petición en la OSG.

Es importante mencionar aquí que los grupos no deben dar por supuesto que, al inscribirse en la lista de una Oficina Local/Intergrupo, están inscriptos automáticamente en la lista de la OSG. Por lo tanto, se recomienda a los nuevos grupos que envíen un Formulario de Información Referente de Grupo de A.A. y/o Modificación de datos de los Grupos a la Oficina de Servicios Generales, Av. Córdoba 966, 11 “J”, Ciudad de Buenos Aires, (1054A.A.V) o al correo electrónico: comunicacion@A.A..org.ar

Por su parte, la OSG también se esfuerza por mantener a las Oficinas Locales informadas. Como norma general, se envía a cada oficina local un ejemplar del Directorio Nacional de A.A..  La OSG lleva además un registro de todas las Oficinas Locales, y se interesa en ayudar a las mismas cuando resulte necesario y posible. El coordinador del Despacho de Comunicación con Grupos e  Intergrupos es el enlace con las Oficinas Locales.


BOLETINES

Los boletines editados por las Oficinas Locales pueden incluir no solamente noticias y anuncios de eventos de la oficina, sino también parecida información sobre los grupos y comités servidos por la oficina (por ejemplo, horarios de reuniones, formación de nuevos grupos, rotación de los servidores de los grupos). A menudo, se reproducen extractos de la literatura de A.A. junto con una discusión de lo contenido; también se publican artículos acerca de temas de interés para los A.A.. La experiencia indica que, al igual que en la mayoría de las actividades de servicio de A.A., es prudente encargar a un comité (en vez de a uno o dos servidores) de la responsabilidad del formato, el planeamiento y el contenido del boletín.

Muchos boletines locales publican citas extraídas de la literatura de A.A., por ejemplo del Libro Grande, el Doce y Doce, el Manual de Servicio de A.A. y los folletos aprobados por la Conferencia. Por supuesto, todos los boletines y listas de reunión de A.A. pueden utilizar este material con absoluta libertad, pero es imprescindible incluir una nota que indique la procedencia de lo citado, para asegurar así que los copyrights de A.A. estén protegidos.

El preámbulo es propiedad literaria, copyright del A.A. Grapevine (no de A.A. World Services, Inc.). Debajo del Preámbulo deben aparecer las palabras: “Reimpreso con el permiso del A.A. Grapevine, Inc.”.  Esto mismo se aplica a cualquier material reimpreso del Grapevine.

Los Pasos y las Tradiciones deben aparecer seguidos por la leyenda: “Reimpreso con el permiso de A.A. World Services, Inc.”

Después de una cita sacada de un libro o folleto de A.A., se debe consignar: “Reimpreso de (titulo del libro o folleto, número de la página) con permiso de A.A. World Services, Inc.”

A.A. y Alcoholics Anonymous son marcas registradas. Para cumplir con la ley, se debe utilizar la indicación ® la primera vez en que el nombre aparece de manera destacada; por ejemplo, Alcoholics Anonymous ®, o A.A. ®.  Toda entidad aparte de A.A.WS, Inc. debe indicar en una nota al pie de la página que el símbolo o nombre es marca registrada de A.A.WS, Inc.


Otras sugerencias basadas en experiencias locales con boletines de A.A.

* Editar a intervalos regulares un “número temático” que se centre en algún aspecto del programa de A.A. y que incluya extractos del material aprobado por la Conferencia, (con indicación de procedencia) relacionado al tema.
* Solicitar cartas a los lectores y publicarlas.
* Publicar las actas de las reuniones de los diversos comités o de la mesa de servidores de las Oficinas Locales, comités de instituciones, de información pública, etc.
* Publicar los informes financieros y un registro de las contribuciones de los grupos.
* Publicar de vez en cuando chistes o tiras humorísticas. (Si estos han aparecido primero en el Grapevine, o en folletos aprobados por la Conferencia, tengan presente que las ilustraciones también están protegidas por copyright y es necesario indicar su procedencia al reimprimirlas.)
* Publicar un “calendario de eventos”
*Emprender una campaña para aumentar el número de abonados (quizás por medio de anuncios en las reuniones de los grupos).


COMUNICACION

Para los trabajos cooperativos la clave está en la comunicación entre la Oficina Local/ Intergrupo y el Comité de Servicios Generales de Area, o entre el Comité de Distrito y la Oficina de Servicios Generales de A.A.. En 1990, la Conferencia de Servicios Generales de EE.UU./Canadá, recalcó la importancia de la comunicación y recomendó que los delegados establezcan y mantengan contacto con las oficinas de sus áreas para compartir información sobre la Conferencia y asegurar que las Oficinas Locales tengan voz en la comunidad por medio de la estructura de servicio existente.

Trate de enterarse de lo que está pasando, reuniéndose de vez en cuando con los comités correspondientes de su área. Es importante intercambiar ideas y discutir sobre sus actividades para evitar la duplicación de esfuerzos. Lo importante no es quién hace el trabajo, sea el Comité de Servicios Generales o el Comité de las Oficinas Locales de su área; lo importante es que se haga el trabajo, para que la ayuda esté a disposición del alcohólico que nos necesite a nosotros y a nuestra Comunidad.

Las Oficinas Locales y los comités de Servicios Generales de Area no son entidades rivales sino complementarias. Ambos existen para asegurar la unidad de A.A. y para realizar el objetivo primordial de “Llevar el mensaje” por medio de estructuras distintas.

Hay muchísimo trabajo para los Comités de la Oficinas Locales que se ocupan de la información pública, de la cooperación con la comunidad profesional y de instituciones de tratamiento y correccionales.

En 1986, en EE.UU./Canadá, la Oficina de Servicios Generales organizó el primer Seminario de A.A.WS/Oficinas Locales/Intergrupos, para discutir sobre cuestiones referentes a la distribución de literatura, precios y descuentos, y para compartir formas de trabajar juntos. En la actualidad los seminarios se celebran todos los años.


BUENA SUERTE Y MUCHOS EXITOS

Esperamos que las sugerencias anteriores les ayuden a hacer que su Oficina Local/Intergrupo se convierta en una parte útil y vital de las actividades de A.A. en su localidad. Estas no son sino sugerencias, y es el espíritu de cooperación en que se basa la idea de la Oficina Local /Intergrupo el que la hará funcionar.

Si ustedes están organizando una nueva oficina, nos escriben a la OSG, e  inscribiremos su oficina en nuestra lista de correspondencia, les enviaremos un Paquete para Oficinas Locales, con un formulario adjunto para completar. Su oficina será incluida en el Directorio  Nacional de la República Argentina para que puedan compartir su experiencia con otros y esté disponible para cualquier alcohólico que busque ayuda.


www.aa.org.ar - Sitio Oficial de A.A. de Argentina

VOLVER

Contacto

 

Oficina de servicios generales

Av. Córdoba 966 - piso 11° oficina "J"
(1054) Ciudad de Buenos Aires
Tel (011) 4325-1813 - Fax (011) 4325-0067
osg@aa.org.ar